SuperLiga 2017/18

De la mano del Morro apaliza a Lanús

De la mano del Morro apaliza a Lanús

En el encuentro postergado de la fecha 10, Godoy Cruz venció 4 a 1 a Lanús con goles de Diego Viera, Juan Fernando Garro y Santiago García en dos ocasiones, mientras que para la visita descontó Fernando Barrientos. El Expreso jugó un partido brillante y arrolló por completo al Granate. ¿La Copa Libertadores? Ahora se mira de cerca.

Para que el punto conseguido en su visita a Paraná fuese positivo, el Tomba debía sumar de a tres hoy. Pero enfrente, estaba el siempre difícil Lanús. Sin embargo, los dirigidos por Diego Dabove salieron a comerse de entrada al Grana y a los 2’, tuvieron la primera chance de gol. Un gran centro de Fabrizio Angileri a la cabeza de Jalil Elias para que estrellara el balón en el travesaño. Fue el primer aviso, pero demasiado peligroso.

Durante la primera parte, el Bodeguero se adueñó del balón con total serenidad. Dominaba y manejaba los tiempos a su merced. Un factor que influyó en esto fue la presión alta que fue de mayor a menor, y que complicaba la salida del equipo granate.

Sobre el final del primer tiempo, el elenco dirigido por Ezequiel Carboni tendría una oportunidad muy clara para abrir el marcador. Un buen desborde del Laucha Acosta, Vides recibió y remató al poste mientras Burián solo se dedicaba a mirar. Pero esa sería la única de la visita, que luego sufriría varias arremetidas más del Expreso. Entre ellas, una clara infracción dentro del área sobre el Morro García, pero el árbitro, Darío Herrera, la sancionó afuera del área.

En el complemento, el Bodeguero salió con la misma intensidad con la misión de sacar ventaja desde un principio. Y a los 9’ del segundo tiempo, el maleficio se iba a romper gracias a un gran cabezazo de Diego Viera, bien esquinado para que Esteban Andrada se quedara estático. Siete minutos más tarde, Godoy Cruz estiraría la ventaja en el resultado. La presión, la mejor arma que mostró hoy el equipo de Dabove. El Morro fue a presionar a Andrada tras una pelota que había quedado corta, y con un rebote con fortuna, la pelota fue directamente contra las redes. 2 a 0. ¿Merecido? Sin duda.

El elenco local era dueño del partido con total tranquilidad y se floreaba sin regalar nada. Como si fuera poco, a los 38’, tendría un penal luego de una falta de Thaller en el área. No obstante, Juanfi Garro sería el encargado de mandarla a guardar y estampar el 3 a 0.

En el último tramo, Lanús iba a descontar con un tanto de Barrientos pero segundos después, un tremendo centro de Leandro Lencinas -recién ingresado- a la cabeza del Morro y este, la colocó al ángulo. Un animal del área que, en el día de hoy, hizo lo que quiso. 4 a 1. Una goleada muy importante para el equipo de Dabove, que jugó a un ritmo demasiado alto casi en los noventa minutos. Era una prueba de fuego, pero el Expreso la superó a toda marcha.

 

Puntuá la nota
Puntaje promedio: 9.73 (15 votos)
Dejá tu comentario