SuperLiga 2017/18

Cada vez nos falta menos…

Cada vez nos falta menos…

Por la vigésima tercera fecha de la Superliga, Godoy Cruz goleó 3 a 0 Temperley y quedó a 4 puntos de Boca Juniors, el único líder del torneo. Los goles de la tarde fueron convertidos por Agustín Verdugo y Santiago García en dos ocasiones. El Gasolero perdió la categoría, mientras que para el Bodeguero la Copa Libertadores cada vez más cerca.

El Tomba salió a la cancha con una misión: conseguir los tres puntos, que lo que acerquen a Boca Juniors, el único líder del torneo. Sin embargo, el inicio del local no fue para nada bueno. No solo no podía mantener la posesión del balón, sino que el Gasolero lo atacaba y lo tenía entre las cuerdas.

La reacción recién llegaría a los 19’, con la fórmula que más beneficios le trajo en el último tiempo, la vía aérea. Y como ya es costumbre, Tomás Cardona cabecearía en soledad, pero la pelota se iría desviada. A pesar de poblar el campo contrario, el Bodeguero no jugaba bien, seguía impreciso, como si estuviese en otro ritmo. Pero, a los 35’, cuando peor la pasaba, abriría el marcador. Agustín Verdugo pisó para dentro, sacó un centro de zurda para conectar con el Morro García, aunque este no la pudo tocar, se le terminaría metiendo a Josué Ayala.

A partir de ahí, el Expreso lo pasó a nafta y creció en juego. Con esa inyección de confianza, el local dominó lo que restaba del primer tiempo y por poco, no aumentó la diferencia con dos remates de Cardona y Elías, pero el arquero los taparía de forma notable.

En el amanecer del complemento, Godoy Cruz salió con todo, con el objetivo de liquidar la historia. A los 7’, una salida desde el fondo comandada por Diego Viera, se tuvo confianza, se mandó al ataque y sacó un centro a la cabeza de Juanfi Garro, este se la bajó al Morro, y el uruguayo se tomó su tiempo, y no perdonó.

El Celeste estaba golpeado, sin respuestas, no podía reaccionar. En cambio, el Bodeguero se agigantaba cada vez más. A los 13’ de la segunda etapa, Verdugo sacó un centro de tres dedos que complicó la salida del portero rival, el esférico quedó boyando en el área, y se encontró con un tal Morro García, que con el arco enfrente, disparó y estampó el 3 a 0.

Con el correr de los minutos, el Tomba bajó la intensidad, aunque contó con varias ocasiones para estirar aún más la brecha, no se desesperó y monopolizó el partido a su merced, sin sufrir. El Gasolero ya sin gas, ya estaba descendido. Los dirigidos por Diego Dabove abrocharon tres puntos vitales en la lucha por clasificar a la próxima Copa Libertadores. Además, el elenco mendocino quedó a 4 puntos de Boca, el único líder de la Superliga, quien debe jugar ante Independiente. Pero jugando así, ¿Cómo no ilusionarse con algo más?

Puntuá la nota
Puntaje promedio: 9.50 (6 votos)
Dejá tu comentario