Superliga 2019/20

Hay esperanza

Imagen: Club Godoy Cruz

Cada vez que Marcelo Gallardo pisa el suelo mendocino se siente como en su casa. De diez partidos oficiales que jugó en el Estadio Malvinas Argentinas, Diez han sido los ganados y está vez no se convirtió en una excepción.

El Tomba de Sciacqua comenzó parándose con el clásico 4-4-2 con caras renovadas en la zona defensiva: Rey, el portero ídolo que retornó a la bodega acompañado por Ybañez, Herrera, Ferrari y Breitenbruch; Andrada y Henríquez como doble 5, Alanis y Carrasco en sus respectivas bandas y finalmente en la zona ofensiva, Merentiel y Badaloni.

Godoy Cruz comenzó mostrando intensidad a partir del mediocampo con jugadores jóvenes pero veloces y los de la banda roja, por su lado, contaban con la profesionalidad de Milton Casco y De La Cruz que funcionaron como dupla ofensiva por la banda izquierda en contraposición con Néstor Breitenbruch, que en reiteradas ocasiones perdió la marca y no pudo seguir el balón con la ayuda de Ferrari. Este comenzó mostrándose como una opción sólida que fue decayendo a partir de los pases filtrados del uruguayo centrocampista a sus compañeros delanteros.

Y se venía lo que advirtió River durante la jornada transcurrida. De La Cruz di un centro excepcional desde la izquierda en el punto penal hacia Suárez que dio un salto nunca antes visto para resaltar entre todos los centrales y cabecear hacia el palo izquierdo y poner el 1-0 a favor del visitante que era ampliamente superior al local.

Los de Gallardo se plantaron con 5 mediocampistas en los papeles, pero en la realidad Montiel y Casco funcionaron como volantes ofensivos lo que complicó en su totalidad al Expreso y dejaron pintados a Henríquez y Andrada en el mediocampo que casi no podían ver el juego de memoria que planteó el Millonario.

En el segundo tiempo, Mario Sciacqua vestido de traje gris para darle la estética que le faltó al equipo decidió optar por los cambios. Ingresó el juvenil Marcelo Freites de 8 por Breitenbruch haciendo jugar a Carrasco de 4 para aportar un poco de velocidad en la banda. Más tarde entró Burgoa por Alanís que se retiró lesionado, quedando con 3 jugadores y un enganche y finalmente Franco González por Fabián Henríquez que se ganó la primera tarjeta amarilla del año.

Más allá de la supremacía física y profesional de River Plate en el primer tiempo y algunos pasajes del segundo, Godoy Cruz tuvo un poco más de idea en el juego y mostró proyección futbolística hacia el futuro.

Puntuá la nota
Puntaje promedio: 10.00 (2 votos)
Dejá tu comentario