Superliga 2019/20

Lavado de cara

Lavado de cara

Godoy Cruz consiguió un verdadero triunfazo ante uno de los mejores equipos del fútbol argentino. Fue un sufrido 1-0 en el José Amalfitani contra Vélez Sarsfield y aquí te explicamos el por qué.

El Tomba salió con la idea de ser un equipo compacto y sólido, además de intentar aprovechar las pocas situaciones de gol que se le crucen en el camino. Y esto lo cumplió de manera excelente durante todo el primer tiempo.

El único gol de la tarde llegó por una genialidad de Marcelo Freites, que metió un enganche inimaginable y provocó un penal (al fin). Juan Brunetta lo cambió por gol y, partir de ahí, los dirigidos por Gabriel Heinze comenzaron a desesperarse.

El local jugó uno de los peores 45 minutos en el torneo. No generó situaciones de gol y tampoco se mostraba sólido en defensa. El Gringo los retó en el vestuario y el segundo tiempo fue absolutamente todo lo contrario.

Vélez pasó por arriba a Godoy Cruz. Le entró por todos lados. Algo totalmente esperable de acuerdo a las alineaciones que presentaba cada equipo. El no haber dado vuelta el resultado se puede explicar a través de la poca eficacia de sus delanteros.

El conjunto de Mario Sciacqua se dedicó a defender (mal) y ni siquiera trató de sacar un contraataque en los 51 minutos que se disputaron. De no ser por los palos, la historia sería completamente distinta.

Godoy Cruz tenía que ganar y ganó. Sumó tres puntos más que vitales para la próxima temporada. Pero debe mejorar muchísimo. Está claro que jugando así, perderá más partidos de los que ganará.

Puntuá la nota
Puntaje promedio: 7.75 (4 votos)
Dejá tu comentario