Historia

Una cancha para lograr los sueños

La historia de la primera casa tombina

Al año siguiente de la fundación, luego de disputar una serie de amistosos, el Club Sportivo Godoy Cruz se afilió a la Liga Mendocina de Fútbol. Allí, el Tomba fue una de las primeras instituciones que participaron en la creación de la entidad del fútbol mendocino.

Comenzó en la Segunda División y al año logró el ascenso a Primera. Fue uno de los primeros equipos que salieron de Mendoza para tener encuentros de preparación no oficiales.

Pero claro, no bastaba con firmar un papel o simplemente participar de la Liga para concretar las ambiciones de los socios fundadores, había que moverse y encontrar el lugar en donde la pelota se pusiera en acción.

Es así, que el 1 de noviembre de 1923 se dio un momento muy importante en la historia del club: La inauguración del estadio de fútbol ubicado en calles Castelli y Las Heras, a un par de calles de la plaza departamental. El famoso “Potrerito de calle Castelli”.

La Bodega Antonio Tomba cedió unos terrenos que tenía destinado a establos para sus caballos y carretas. De esta manera, Godoy Cruz tuvo su primera cancha oficial en el departamento local.

El partido inaugural se disputó ese 1 de noviembre, dónde quedó sellado en los corazones de los hinchas el hecho histórico de lo que fue el primer encuentro contra Atlético Palmira. El resultado terminó 4 a 4, un día repleto de emociones.

 

La primera casa tombina

 

Puntaje promedio: 5.00 (2 votos)
Puntuá la nota
Puntaje promedio: 5.00 (2 votos)
Dejá tu comentario