Historia

La fusión bodeguera

La historia tombina en la década del 30

Cuando uno siente en el alma, puede armar como si fuera un rompecabezas cada momento. Y así uno se lo imagina, como un contrato que sería el ínfimo comienzo de lo que es hoy nuestro querido club. En el año 1930, dos eminencias del departamento que unían fuerzas para consolidar algo más grande. Dos entidades que estaban ligadas por su vida social y laboral decidieron tomar cartas en el asunto y decretar el nacimiento del Club Sportivo Godoy Cruz Antonio Tomba.

Ese pequeño departamento tenía un sueño poderoso, construir un futuro prometedor en la institución deportiva. Y así fue, que por el año 1933 de la mano del presidente Feliciano Gambarte el club comenzó a crecer a pasos agigantados. Se fortalecieron diferentes disciplinas como el bádminton y también se afilió a la Federación Mendocina de Básquet.

Uno de los grandes objetivos que tenía la institución era ser líder en el ámbito futbolístico. Por eso, para lograrlo trajeron a Constantino Urbieta Sosa (futbolista paraguayo nacionalizado argentino, quien se desempeñaba por el medio. Disputó la Copa Mundial de Fútbol de 1934 con la Selección Argentina) y el 23 de abril de ese mismo año debutaría en un partido en el cual Godoy Cruz sale victorioso de un encuentro contra el Club Atlético Pacífico (hoy Club Atlético Argentino), por 3 tantos contra 2, todo esto generó que el Expreso fuera uno de los primeros en la tabla de ese año.

No sólo a la institución llegó como jugador de jerarquía Sosa, sino que también fueron incorporados Ordez, Largo y Ruffo. Fue un año de crecimiento exponencial para el fútbol porque cada partido era un espectáculo a los ojos que derrochaba amor propio y sentido de pertenencia, en donde el periodismo reconoció el éxito de ese momento.

También en el semillero se empezaban a observar los frutos. Es así como jugadores de la cantera como Roberto Quiroga (integró el primer equipo campeón de la liga), quien en ese entonces tenía 16 años, se lo empezó a ver como una gran promesa.

Este momento de esplendor generó un gran reconocimiento del pueblo mendocino en donde ganó el concurso del diario La Libertad como el “club más popular” de la Primera División de Liga Mendocina.

Ante semejanza hazaña los diarios La Libertad y La Palabra, de aquél entonces, comenzaron a utilizar nuevos apodos como “el Expreso departamental” por su paso arrollador y “el Tanque Bodeguero” para referirse a Godoy Cruz.

 

Puntaje promedio: 3.75 (4 votos)
Puntuá la nota
Puntaje promedio: 3.75 (4 votos)
Dejá tu comentario