Copa LPF 2021

Juan Espínola, el muro tombino

Juan Espínola, la muralla tombina /Foto: Matías Romero-La Página Bodeguera

Nuevamente, el guardameta paraguayo, se mostró sólido bajo los tres palos y, esta vez, consiguió finalizar el encuentro con su valla invicta.

El 28 de noviembre de 2020 fue la última vez que Godoy Cruz pudo mantener su arco en 0. Desde entonces, el promedio de goles en contra ha sido elevado (2,46 por partido).

En ese tiempo, Nelson Ibáñez y Roberto Ramírez alternaron titularidad en búsqueda de conseguir seguridad en el fondo. Lo cierto es que ninguno pudo conseguir grandes resultados.

Con la llegada de Juan Espínola, a inicios del presente campeonato, se esperaba un cambio en esta tendencia. Luego de su debut frente a Aldosivi (donde cometió un grave error que significó el empate parcial del local) su nivel fue creciendo jornada tras jornada.

Lo cierto es que el promedio de goles en contra no cambiaba demasiado, pero el cambio en el dueño del arco mendocino fue notable.

Esto continuó así hasta llegar al encuentro en Santa Fe donde Espínola se hizo gigante y evitó que Colón aumentara su ventaja. Inmediatamente después de una majestuosa doble atajada llegó el gol de Godoy Cruz engrandeciendo aún más su nombre (tal fue así que terminó siendo la figuro de un encuentro donde hubo 4 goles).

Una semana después del empate llegó el turno de demostrar de local, frente a un Gambarte completamente iluminado ante el siempre difícil Central Córdoba.

Al finalizar el 1 a 0, gracias a una estupenda actuación del paraguayo, Godoy Cruz pudo volver a la victoria en su casa con la tranquilidad de que su arco no pudo ser batido.

De a poco comienzan a encajar las piezas propuestas por Méndez. La solidez defensiva es una cuenta pendiente pero, lo positivo de esta situación, es que desde el fondo hay una voz de mando que genera confianza e inspira con cada manotazo.

 

Puntaje promedio: 5.00 (2 votos)
Puntuá la nota
Puntaje promedio: 5.00 (2 votos)
Dejá tu comentario