Historia

Los primeros pasos en Primera División

La historia de Godoy Cruz entre 2000 y 2009

Repasamos la historia del Expreso en la década desde el 2000 al 2010. Entre los logros más destacados surge la victoria que mandó al Argentino “A” a la Lepra, los botines rojos que silenciaron el Gargantini y los ascensos a Primera División.

Godoy Cruz Antonio Tomba cumple 100 años de vida, y en el marco de festejos repasamos históricamente las hazañas conseguidas. En esta nota nos centraremos en los logros más resonantes entre el 2000 y el 2010.

Para contextualizar en aquella época les pedimos que cierren los ojos y se trasladen al 2000. Luego del ascenso de los “héroes de barro”, el Expreso se había asentado en la B Nacional, sin embargo, en la zona del interior de la temporada 2000/2001 termina 9° con 44 unidades, un equipo de mitad de tabla que nada hacía sospechar lo que vendría años después.

Luego comenzaría a escribirse los primeros trazos de la época de gloria. El Tomba en el Apertura 2001/2002 complica su permanencia en la B Nacional, terminando en la posición 23. No obstante, como todo camino al éxito, tocó fondo para tomar impulso y escribir a partir de ahí, las páginas doradas en la rica historia del Bodeguero.

Para el Clausura de esa misma temporada, el torneo se dividió en grupos, y Godoy Cruz logró finalizar puntero de su zona la C. Gracias a ese colchón de puntos logra salvar su permanencia, que lo había tenido muy comprometido debido a campañas pobres.

Descenso Leproso

El 9 de abril de 2002, Independiente Rivadavia jugaba contra el Tomba, con la necesidad de ganar para zafar del descenso. Esa noche fría en el Malvinas Argentinas, el Expreso iba a escribir una página de lujo en su historia. Ese equipo estaba compuesto por varios históricos como Oldrá, Abaurre, Torresi, Torrico, entre otros héroes.

En un partido en el cual no abundaban las situaciones de gol, en un córner que Oldrá conectó de cabeza y reventó el travesaño, en el rebote, Iglesias la peinó y Abaurre cambió de palo para convertir el único tanto del encuentro. Ese gol se gritó con el alma y terminó con el dramatismo de la Lepra que después de ese resultado, quedó decretado su descenso al Argentino A.

Los años entre 2002/2005 Godoy Cruz divago en la mitad de tabla, preparándose para lo que sería el gran salto de categoría. El club vivió años duros pero no perdió la categoría y se comenzaba a vislumbrar lo que sería ese equipazo que logró el primer ascenso.

Primer Ascenso 2005/2006

Después de 12 años en la B Nacional, y luego de haber luchado con los promedios y mantenerse a flote, Godoy Cruz pone primera y se acomoda en la élite del fútbol Argentino.

En la temporada 2005/2006 un equipo que luchó y perseveró de la mano del Chocho Llop, logró 40 puntos, con 12 victorias, 4 empates y 3 derrotas. Aquella tarde en Ben Hur, muchos recordarán el gol de Mauro Poy autor del único tanto del partido y que terminó aguantando con diez jugadores. Esa victoria lo consagró al Expreso Campeón.

La hinchada que acompañó al plantel se abalanzó contra el campo, con una alegría inconmensurable, agradeciendo la actitud, el sacrificio y la obtención del título que le brindaba la posibilidad de jugar dos finales para tratar de ascender a la Primera División. Esa gente que siempre estuvo ahí, en las buenas, en las malas y en campañas que pasaron sin pena ni gloria, esperaban hace años ver al Tomba campeón.

Final épica

Godoy Cruz enfrentaba a Nueva Chicago para ver quien era el que iba a disputar el próximo torneo en la Primera División. En la ida, habían empatado 1 a 1, en un partido electrizante. El equipo de Mataderos, tenía el ánimo por las nubes debido a que había hilvanado 14 partidos sin perder, mientras que Godoy Cruz no ganaba hacía 11 cotejos. Para colmo de males, Mauro Poy tuvo apendicitis por lo cual no iba a poder disputar el encuentro, en su lugar, un pibe de Maipú llamado “Enzo Pérez” compartía la delantera con Giménez.

Una caravana de mendocinos dijo presente en la casa de Chicago. En una contra despavorida, Enzo encaró y fue tumbado por Nico Sánchez, lo que le valió la expulsión y el penal para el Tomba. Torresi cambió por gol y toda la bodega explotó de emoción. En el segundo tiempo, cuando terminaba el encuentro, Higuaín empató.

Para el partido de vuelta, el Malvinas Argentinas explotó para recibir al equipo que gritaba por hambre de gloria. Esa noche, el partido comenzó de la mejor manera, ya que Villar se encontró flotando un rebote y la mandó a guardar. La popular explotó de felicidad y se presagiaba una página dorada en la historia del Tomba.

Carranza empató para Nueva Chicago y mandaba el partido al alargue. Los nervios se hacían sentir y las atajadas de Torrico le seguían dando ilusión a un Tomba que no quería rendirse. En los pies de Torresi, Villar y Enzo Pérez el Expreso lograba manejar el balón, y en una contra le quedó al Glorioso Tanque Giménez que puso el 2-1. Cuando finalizaba el segundo tiempo del alargue, otra contra, esta vez Poy lo dejó al Tanque frente al arco, sin arquero y no perdonó, estallando la red del Malvinas Argentinas y haciendo estallar de felicidad a los corazones bodegueros que invadieron el estadio para festejar el ascenso a la máxima división.

Primer paso en la División

Godoy cruz debutó en la élite del fútbol, con un paso flojo, en el cual obtuvo apenas 17 puntos. Para el clausura logró reponerse, logrando 25 puntos, lo cual lo hacía jugar la promoción para mantener la categoría. En esa final perdió 0-2 y 2-3 contra Huracán volviendo a la B Nacional.

Sin embargo, el Expreso retomó el aire y volvió rápidamente a la Primera División. De la mano primero de Batista y posteriormente de Oldrá, que armaron un equipo ganador en el que estaban Caruso, el Mago Ramírez, el Cascarudo Olmedo, Rojas, el Loco Ibañez, entre otros que se suscribieron en la historia grande de Godoy Cruz.

El botín rojo

En el Estadio Gargantini, nuevamente Godoy Cruz visitaba a la Lepra, ambos con objetivos distintos. Mientras que Independiente Rivadavia quería mantener la categoría, el Tomba peleaba por volver a Primera.

Hinchas leprosos ingresaron a la concentración de Godoy Cruz y robaron toda la indumentaria de los jugadores. El día del partido, los jugadores tuvieron que irse a comprar nuevos botines para disputar el partido contra su clásico rival.

Lo que quisieron hacer con maldad se convirtió en leyenda, cuando el Fideo Fernández empujó hacia la red y decretó la victoria en su cancha, con su gente ya que no había hinchada visitante y silenció el Gargantini. En su festejo, el mendocino besó sus botines rojos recién estrenados, dejando una postal que se selló en el corazón tombino.

Segundo paso en Primera

El elenco volvió a la máxima categoría, que en una primera parte volvió a ser floja por lo cual Daniel Oldrá decide dejar su lugar para que asuma Diego Cocca. El DT comenzó su labor en 2009, con una campaña que logró salvar de un descenso que parecía decretado. El equipo comenzó a jugar mejor, y a mostrar cosas interesantes.

No obstante, Cocca tuvo un mal comienzo en la siguiente temporada lo que generó su despido. Después de eso, el Tomba tuvo como DT a Oldrá y Trossero que no tuvieron un buen desempeño y puso al club en las puertas de un nuevo descenso.

Ahí nace otra etapa por demás gloriosa cuando asume Omar el Turco Asad. El equipo cambió de mentalidad, de juego y escaló de pelear el descenso a pelear por clasificar a torneos internacionales. Esa rica historia la contaremos más adelante, ya que pertenece a la siguiente década, sólo queremos nombrar y agradecer al Turco que también merece estar en las páginas doradas.

Puntaje promedio: 5.00 (2 votos)
Puntuá la nota
Puntaje promedio: 5.00 (2 votos)
Dejá tu comentario